12 mayo 2008

San Gil no quiere girar al centro.

Y eso es cosa seria. Que estos días atrás anunciaran su salida Zaplana y despues Acebes eran noticias que iban en la buena línea, aunque fueran contadas de manera que a poco que uno leyera con cierta pausa detectaba resquemor en ambos, en el segundo con mas contención, que para eso es de los Legionarios de Cristo. Pero la que ahora se va no era un lastre para Rajoy en su camino hacia el liderazgo del partido, y en su imagen pública, incluso a pesar de que ámplia parte del electorado de izquierdas no la soportaramos por la banalidad de su discurso y por lo demagoga que era, y es, pero es que ese electorado a Rajoy le damos igual. Para lo que es su norte electoral San Gil era un activo, por lo que la noticia de que abandona su barco por discrepancias ideológicas relevantes, sin duda referentes a las relaciones con los nacionalismos, es una mala noticia para el, y no se si para todos, porque tengo tremendas dudas de si es bueno o no para España que Rajoy lidere el PP, sobre todo si como parece pretende lograr esa derecha centrada que probablemente necesitemos. Hay demasiadas incertidumbres sobre si el ala derecha del partido que preside Manuel Fraga soportará la situación, pero todo apunta a que lo que se acerca dista mucho de ser un fin de semana tranquilo para el político gallego. El congreso digo, claro, y es que como bien apunta Escolar, uno puede ser una anecdota irrelevante, dos pueden ser casualidades, pero más ya marcan tendencia... y no solo está San Gil, hay muchas mas voces críticas. La duda es cómo se movilizarán, y si lo harán.

1 Comments:

Anonymous Marcelo Soto said...

Mira, tengo muchas ganas de ver una derecha centrista y democrática, y blablablá... Pero sobre todo... ¡¡¡cuántas ganas tenía de ver una derecha dividida!!! Que les pase lo que a la izquierda: que repartan su voto, que se dividan quienes creen ser "más de centro" de quienes creen estar "más en los extremos", que un votante deje de votarles porque no les gusta el número 18 de la lista, que reciban puñaladas del "otro" partido de derechas, que les hagan pinza... Es decir, que les pase lo que a los demás... Y a ver si así consiguen ganar unas elecciones... Sobre todo me alegro por mis amigos de una derecha algo más democrática que se veían obligados a comulgar ideológicamente con el opus... Buen viaje para ellos a la pluralidad y a la igualdad de condiciones... ¡Ah! Y al famoso centro... A ver si llegan ya, que estarán escocidos...

2:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home