12 abril 2008

Paciencia y Prudencia.

Dialogando con amigos por gtalk, teléfono y msn llevo parte de la noche de ayer y la mañana de hoy, dialogando y discrepando sobre si esta ministra sorprende, la otra es incomprensible que siga, yo pienso que es justo, de la juventud de Aído, de su solvencia aparente, de ausencias que a unos sorprenden y a otros no, etc. Y recuerdo en este momento estos días recientes y ese divertido artículo de Ordaz dias atrás en el País... Zapatero no me llama, que tan bien recogía las vivencias de los que han estado o pensaban que podían estar en camino hacia algunos de los nombramientos, aunque aun quedan... anda que no hay Secretarías de Estado y Direcciones Generales...

Y en esto recuerdo los días previos al nombramiento del último gobierno extremeño, y a los amigos y amigas de juventudes socialistas que hablaban sobre sus posibilidades, los más lanzados y transparentes, o de las de los demás, los más cucos, de llegar a ser Consejero o Consejera de los Jóvenes en el equipo de gobierno de Fernandez Vara, y recuerdo especialmente una frase que el bueno de Pedro Delgado me comentó esos días, se la había dicho Juan Carlos Rodríguez Ibarra, del que hay pruebas de cariño hacia Pedro, y que venía a decir algo así como que en política era esencial tener paciencia y prudencia, pues lo contrario podía volverse contra uno mismo y sus legítimas aspiraciones.

Y me viene a la mente lo que ha sido el devenir de un singular personaje en esto de la política, y que precisamente releyendo hoy diarios y datos, tras confirmarse la filtración a El País y Público como el definitivo nuevo gobierno de ZP, parece que sin duda sería el otro gran nombre del día: Miguel Sebastián, el mismo que en la pasada legislatura se sacrificó quedandose sin ministerio ( como ahora lo hacen Blanco y Caldera ) y el mismo que se equivocó con varias decisiones tomadas y otras no asumidas en su carrera con destino cierto hacia el Ayuntamiento de Madrid, y es que no solo entra en esta ocasión en la cartera que él mismo ha elegido, sino que nombra a las responsables de Vivienda y de Innovación, ambas al parecer con un solvente perfil profesional, como es su caso.

Si de los cinco nuevos nombramientos tres son de su confianza ( contándole a el, claro ), es sin duda el gran ganador en términos de poder en el nuevo ejecutivo. ¿Un premio a su paciencia y su prudencia?. Puede ser a lo primero, no tanto a lo segundo, a mi entender, pues en algunas ocasiones no ha medido bien sus pasos en la intrapolítica, pero al fin y al cabo si creo que es un premio justo, un reconocimiento a su valía y a su capacidad, así como a su fidelidad al Presidente.

Uno se define por lo que es y por lo que hace, y por quienes le rodean. Proponer las dos ministras que ha propuesto le define, sin duda. Será un buen ministro, no tengo dudas.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Saludos de queridanónima. Siempre he defendido como importantísimos los derechos de la mujer para compaginar trabajo y maternidad, pero dedicar los pocos años que vas a ser ministra de defensa a parir y criar un bebé me parece un verdadero despropósito. Una cosa es buscar la igualdad y otra buscar el absurdo. Supongo que tendrán pensado sacar a concurso el puesto de ministro/a interino para cubrir la plaza vacante cuando en unos meses Carme dé a luz. Sólo es una opinión personal de índole práctico.

10:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La nueva ministra de Ciencia Innovación y Tecnología me gusta bastante por lo que he leído de ella (a mí me interesa mucho su investigación con células madre, aunque no cuadra con haber estudiado en una universidad del Opus). Parece una mujer inteligente y competente. Lo que no cabe en mi cabeza es separar educación e investigación. La universidad queda por lo visto en investigación (parecería que en la universidad ya no se enseña, sólo se investiga). Según indican las últimas tendencias y el currículum de la ministra, queda la universidad al libre albedrío de las empresas, privatizada y elitizada. Parece que fuera a desaparecer la universidad pública, un gasto menos, y un derecho menos.
Educación se integra con asuntos sociales, y hay un ministerio para la igualdad, separado de asuntos sociales, que extraño. Llaman al otro ministerio “EDUCACIÓN, POLÍTICA SOCIAL Y DEPORTE”, NO DOY CRÉDITO. Parecería que ya se ha abandonado completamente la educación y ha quedado a la altura del deporte. Primero era educación y ciencia, Aznar la degradó a educación y cultura, y ahora, educación y deporte. La educación, uno de los temas más importantes para el futuro, queda ya descolocada. Al Estado no le importa, que cada comunidad haga lo que quiera, mejor no meterse en líos. Los demás temas sí son importantes y hay que centralizarlos, pero la educación no. No me parece buena decisión. Saludos de queridanónima.

12:46 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

He seguido dándole vueltas al tema de una embarazada al frente de un ministerio, no derivo ningún beneficio para la mujer. ME PARECE UN SÍMBOLO PARA APARENTAR LA IGUALDAD, PERO EN VERDAD, UN ATRASO PARA LA IGUALDAD LABORAL DE LA MUJER.
Me explico: cuando me decida a quedarme embarazada, espero que algún médico pueda prescribirme una baja durante los últimos meses de embarazo, y que mi empresa lo acepte y no me penalice por ello en absoluto. La baja tendrá que ser mas larga en las ocasiones en que el embarazo sea de riesgo o la madre tenga edad superior a 40 años (deseo legítimo hoy en día y muy extendido, gracias a la legalización de la congelación de óvulos u ovocitos). Lo mas terrible y duro para mi salud y la de mi hijo sería que mi empresa me propusiera ser directiva esos meses, o ministra, con el estrés que eso acarrea, y complicaciones consecuentes en el embarazo, para la madre y el feto. Es mas positivo que la mujer sea ministra o directiva después del embarazo, o antes, no durante. Tiene toda una vida para ello. No podemos negar el complicado y duro proceso fisiológico que se produce para la mujer esos 9 meses, debe facilitarse la baja si es necesaria durante el embarazo. Al principio se producen vómitos, sueño, al final, dolores de espalda, imposibilidad para permanecer tiempo de pie, varices, hemorroides, posibilidad de diabetes gestacional. Por resumir. Esto es fisiológicamente innegable, durante el embarazo es la mujer la que lleva dentro el niño, después del embarazo es cuando debe llevarse entre los dos progenitores por igual, compartiendo derechos y deberes. Estamos confundiendo términos. EN ESTE SENTIDO EL ÚNICO GOLPE DE EFECTO Y LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA LA IGUALDAD REAL ES LA BAJA OBLIGATORIA POR PATERNIDAD. Que el padre asuma que cuando la mujer da a luz, él también dá a luz. El hijo es de los dos por igual, y un bebé no se cuida con dos manos. Saludos de queridanónima.

12:50 p. m.  
Blogger josemaría said...

Ideas sueltas, querida anónima...

Que la mujer se pueda quedar embarazada todos sabemos que de una u otra forma acaba afectándole a nivel laboral... no tenemos suficientemente resuelto ese asunto en nuestro Estado del Bienestar, quizá porque no podemos responder como deberíamos, a mi juicio con al menos 9 meses para la madre y 3 para el padre de baja, pero claro, eso será posible en mis sueños, en fin.

Dicho eso, no creo que nadie se plantee el embarazo de Chacón, o los que tenemos aqui en Extremadura, ahora de la Consejera de Igualdad y Empleo, antes de la propia Vicepresidenta primera, Lola Pallero, como herramientas propagandísticas. Al menos aqui se han llevado de la manera más discreta posible, como debe ser, a mi juicio.

Si las mujeres jóvenes acceden a cargos de relevancia es casi obligado que coincidan con periodos de maternidad, por lógica natural. ¿Que hacer?. Pues si, es un problema sustituirlas en puestos de trabajo de responsabilidad concentrada... pero es que ese es el reto, y una de las razones por las que las mujeres embarazadas tienen problemas para determinados puestos de trabajo.

Sustituir a una mujer profesora, administrativa, médico o arquitecta puede ser dificil, pero si es jefa, y normalmente eso supone que haya muha concentración de decisiones y poder, ¿como sustituirla?. Pues, puede que sea complicado, pero tendremos que enfrentarnos a ello, porque ser madre es un derecho y debe dejar de ser un lastre para determinadas responsabilidades para la mujer, creo.

En el único caso que yo he conocido por ahora, el de Lola Pallero, se repartieron sus responsabilidades entre Presidencia y Vicepresidencia Segunda. Supongo que en el caso de Carme se hará algo similar, sin no se nombra alguna ministra o ministro de manera provisional. Dicen que la Secretaria de Estado de Defensa era candidata al puesto y una mujer muy eficiente, quien sabe, igual ella misma, pero esto es pura conjetura, obviamente.

Un abrazo.
jose

7:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Gracias sinceras José Mª por esas ideas (y más con el poco tiempo que tendrás con las muchas cosas que organizas aquí y allá). Y de sueltas nada, muy bien trabajadas, para lo que leo en general por internet en variados blogs autoproclamados socialistas. Llamar a este nombramiento, como mucha gente hace abiertamente, "un golpe de efecto", a mi me parece un poco vergonzoso. Agradezco que en Extremadura se hayan llevado las cosas de otro modo en casos similares, y que manifiestes este mismo parecer. Para mí el golpe de efecto del nombramiento de Carme fue el contrario: horreur (que diría Forges), tendré que ser siempre supermujer, y también cuando esté embarazada.

Sobre la necesidad de baja durante embarazo no hace falta irse a un cargo de responsabilidad, sino al de una señora cuyo trabajo sea limpiar comunidades, por ejemplo. ¿Alguien cree que con una barriga de 6 meses ella puede subirse a una escalera a limpiar cristales? ¿O estar de pie en una peluquería 8 o 10 horas? La baja maternal actual es claramente insuficiente. Respecto a la sustitución de la mujer, como bien cuentas, depende del caso, pero en algunas empresas privadas es un problema. Espero que algún día la baja sea, como tan acertadamente indicas que es en tus sueños, como en los míos, de 9 meses para el padre y 3 para el padre.

Y parece una tontería, pero si fueran iguales las bajas para los dos progenitores (padre y madre, o madre y madre, o padre y padre si el bebé que adoptan es pequeño), entonces serían, para una empresa privada, mucho mas iguales las condiciones de contratación de ambos. Aunque esto ya sí que son sueños. Otro abrazo y de nuevo, gracias, por demostrar prudencia, honestidad y tolerancia (con las bajas maternales y paternales tendremos que demostrar también paciencia).

8:36 p. m.  
Blogger josemaría said...

Pues si, ojala pronto vayamos avanzando. Gracias por tus comentarios. Un abrazo. jose

9:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home