07 octubre 2007

Lo que parece, a veces es.



Acabo de llegar de Portugal, de pasar un fin de semana con mi novio, mi familia política ( ay que este fin de semana me he perdio las sopitas de Dona Amelia por la dieta... ) y un par de amigos que pasaron por la preciosa Lisboa... y vengo sorprendido por el impacto que allí ha tenido lo que para mi la semana pasada fueron pequeños incidentes aquí, y hablo de la quema de las imágenes del Rey y de las concentraciones posteriores en Cataluña, de poca gente por cierto, a partir del impacto mediático de lo primero.

No se si no le di suficiente importancia o si es que se ha magnificado mediáticamente, pero apuesto más por lo segundo. Por supuesto sin querer quitar relevancia a un acto que juridica y políticamente la tiene, pero... ¿y socialmente?. Pues, la verdad, creo que a ese nivel poco impacto ha logrado, porque el porcentaje de personas que hoy se plantean de manera factible un cambio de régimen, osea, pasar de monarquía parlamentaria a república, la tercera, creo que es realmente escaso. Otra cosa es que los que sintiendonos republicanos deseemos ese cambio a medio plazo cada día seamos mas, pero ahi a que sea factible, o incluso deseable de manera pronta ( y probablemente abrupta ) pues va un trecho.

El caso es que entre quienes simplemente lo contaron y quienes lo magnificaron, el asunto ha crecido hasta ocupar páginas en la prensa internacional. De hecho, fue lo primero que me comentó mi suegro nada más verme el viernes. Y en esto que me acuerdo de cuando Gonzalez dijo hace tiempo que en política las cosas son como parecen, por injusto que a veces sea, como por ejemplo ha pasado este fin de semana en la elección del Secretario General del PSD portugués, que acaba de elegir a Meneses frente a Mendes.

Curiosamente se vende como renovación lo que es la vuelta del sector de siempre, Durao Barroso, Santana Lopez... y tantos que tan a la deriva llevaron a Portugal y luego huyeron de sus cargos como si nada... y esos mismos ahora gritan frente a quien asumió un partido roto tras la derrota electoral de Santana, politico impresentable donde los haya, y se vanaglorian de haber ganado unas primarias fieles a sus principios ( pero si limpiaron el censo de discrepantes y compraro votos pagando cuotas! ) y lo que es peor aun, mostrandose como un futuro alternativo frente a lo establecido... como si acaso no fueran los de siempre.

En fin, en política, y a veces en la vida, lo que parece es... pero otras no, se pongan como se pongan algunos. Otra cosa es que como parecerlo lo parece, acabe siendolo en la mente de muchos, desafortunadamente.

Pd.- La viñeta es de Gallego y Rey. La publicaron la semana pasada en El Mundo.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Soy "queridanónima". Me alegro mucho de ese fin de semana estupendo con tu novio y familia en Portugal. Yo adoro Portugal. "Menos mal que nos queda Portugal" que decía siniestro.

Yo también soy republicana, ya escribí en el blog de "hastalosmismisimos", por diversas razones. Sin embargo, esta quema de fotos, aunque haya sido minoritaria me ha impresionado, como veo que a nuestros vecinos portugueses. ¡Esta gente intolerante va a conseguir hasta que simpatice con los borbones!. Yo creo que no se les debería dar publicidad ni en telediarios (si son tan minoritarios), porque ver que se les ha permitido hacer eso en la propia universidad de Barcelona a mí al menos me ha impactado. Me parece que a muchos ciudadanos de a pie nos está dando la impresión de una falta de autoridad por parte del gobierno, reforzando así la teoría del PP que tanto puede perjudicar al PSOE.

Al principio me pareció genial la idea de Zapatero de la negociación, pero pronto me pareció que había sido un tremendo error político del que le iba a costar salir. Espero que lo haga airosamente y pido a algún dios que me escuche que no le cueste el puesto.

La gente de la calle tenemos teorías simples. El PSOE perdió cuando González por la corrupción y el desastre económico al que llegó el país, por él o por la coyuntura del momento. Aznar salió por prepotente y por meternos en Irak. Espero de corazón que Zapatero no tenga que salir por no saber manejar a algunos intolerantes retrógrados y a muchos aprovechados, tanto en el pais vasco como en el pais catalán. No podría soportar a Rajoy de presidente, con ese lenguaje de hace un siglo, esos calcetines con agujeros y esa evidente dislalia. Un beso Josemari.

1:30 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La realidad politica portuguesa es muy distinta de la española en pequeños detalles... Mendes era un politico distinto, más competente, sério, menos demagógico y populista, al revés Menezes es todo lo que de malo tiene el PSD (me acuerdo de escandalos de corrupción, viajes pagas por los impuestos lusos...). Conclusión: más de lo mismo...
En España, los cambios de régimen no puede hacerse de esta manera, pues afortunadamente monarquia no es sinónimo de falta de libertad ni de democracia.
Luis Leal

10:19 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home