03 octubre 2007

Hablando de matices ; )



La viñeta la publica hoy Romeu en El País.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Soy "querida anónima", Josemari. Muy buena la viñeta y tan cierta...aunque prefiero no hablar de casos públicos concretos que me conozco, jaja, me arranco y ya sabes que no paro.

Confiemos mejor, que diría "mi santo" en la "justicia poética", es decir, que la vida o el tiempo pongan a cada uno en el sitio que merece. O mejor aún en la justicia propia, tratando a cada uno según se comporta.

6:34 p. m.  
Blogger Jónathan Gil Guerrero said...

Muy buena la viñeta, un saludo.

11:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Soy “queridanónima”, y sólo quería decir que, por muy del PP y católicos que sean algunos jueces del TC no creo que pudieran con el matrimonio homosexual, es un avance social al que ya no puede renunciarse.

Como ya hablé de la madre de “mi santo”, buena gente y católica, os diré que ella dice que si un hijo suyo fuera homosexual se moriría de pena si no se pudiera casar y adoptar niños. Ella, aunque católica, usa su inteligencia y escucha a su corazón. Mi madre sin embargo, únicamente escucha a la COPE.

En fin, propongo y no es broma, que si algún juez se atreve a poner en entredicho los derechos de los homosexuales, se concentren las madres de los mismos. En mi propuesta irían con una zapatilla en la mano y un pañuelo multicolor en la cabeza (salvando las distancias con esas madres de la plaza de Mayo que tanto nos duelen a todos). Estoy segura de que, si fuesen como mi “suegra”, les darían a los jueces con la zapatilla hasta que desistieran de intentar hacer cosas que mermaran los derechos de sus hijos, y no habría antidisturbios capaces de pararlas. Las madres con corazón mueven montañas.

10:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home