16 mayo 2007

Es sano, es inteligente.



Escuchar con atención cuando se te hace una crítica es sano, sobre todo si te la hace alguien que además te quiere, y corregir la ruta si se va un poco equivocado es inteligente, y es que no hay nada más tonto que no tomar conciencia de la propia realidad. Si uno vive de espaldas a ella probablemente acabe dandose con ella en la cara, pero de manera más brusca. Eso si, lo que nadie ha dicho es que esto de escuchar, de salirse de uno mismo para verse mejor a través de los ojos de los demás, etc... sea algo sencillo : )

La viñeta es de Ricardo y la publica hoy el diario El Mundo.

2 Comments:

Blogger Martín Guillermo Ramírez said...

Esa es una de las mejores reflexiones que he oído en los últimos días. Muchos hemos experimentado los efectos de no saber/querer/poder escuchar. Y de la nueva dimensión que se abre cuando se escucha a alguien.

10:11 p. m.  
Blogger josemaría said...

Ay Martín, a ver cuando te vemos el pelo x aqui... ¿no vienes a votar a Guille?. Un abrazo campeón. jose

11:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home