03 julio 2006

Soledad Gallego Díaz.

En lo que va de año me he enfadado 3 o 4 veces con su periódico, una de ellas, reminiscencia del tremendo enfado del año pasado, por el bloqueo bien disimulado que hicieron a una iniciativa de la que me considero padre, uno al menos. E incluso, para lograr que rectificaran x un error significativo, la publicación de un anuncio homofobo, inicié una campaña x internet, a traves de mails, listas, etc... Error involuntario pero no por eso menos importante. Me cuesta acostumbrarme a las portadas mas llamativas, y a la sectarización que en el sector social que más conozco detecto con claridad. De hecho, aunque sigue siendo mi diario de referencia, que leo con fidelidad desde hace ni se sabe, leo con igual atención otros, 20M, ABC, La Vanguardia, muy de cuando en cuando EL Mundo, y siempre los dos de mi tierra, pero... esta mujer nunca me ha decepcionado, creo que, junto a Millás son mis dos grandes puntales en El Pais. Sin olvidar a los dibujantes ; )

En El País se ha producido un relevo generacional, con un director de cuarenta y tres años. ¿Hacia donde camina El País con estos cambios? Los cambios afectan a gente joven, pero con experiencia, que llevan años trabajando. Parece que han salido debajo de una seta pero en absoluto es así. Necesitamos cambios, hacer el periódico más interesante, atractivo para más gente. Hay que cambiar cosas, pero el objetivo es el mismo, informar, con cierta excelencia. En el periódico no hemos llegado a ninguna conclusión, pero desde mi punto de vista tenemos que reivindicar otra vez el periodismo como un gran instrumento de la democracia. Hemos de ser capaces de convencer a los ciudadanos de que el periodismo tiene un único principio: el interés. Contamos lo que contamos porque te interesa, porque lo quieres saber para tomar tus decisiones como ciudadano. Si no somos capaces de convencerlos con hechos, con trabajo y no con mítines, de que eso es democracia y que si se pierde eso la democracia baja en calidad, será culpa nuestra.

Lo que se transmite hoy es todo lo contrario. Para informarte parece que tienes que leerte tres o cuatro periódicos, y cada uno dice una cosa distinta. ¿Hay libertad en El País a la hora de ponerse a escribir? Sé que hay gente que cree que no pero, sinceramente, y por lo que yo he visto, sí hay libertad. Es cierto que este periódico tiene una tendencia de centro-izquierda, pero porque los periodistas que lo fundaron hace treinta años provenían del centro-izquierda. ¿Este periódico es partidario del matrimonio entre homosexuales? Sí, pero no porque lo pida el gobierno, sino porque realmente esta redacción es partidaria. Muchas veces da la impresión de que El País está próximo al PSOE. No lo está, desde un punto de vista de partido, sino en cuanto tiene algunos principios de izquierda, progresistas. Eso no quiere decir que no seamos capaces de criticar al gobierno o que nos callemos información. Eso sería un pecado capital. En este periódico nunca hemos dejado de publicar algo contrastado porque perjudicara a alguien. Eso sí iría contra la libertad.


Entrevista completa a Sol Gallego Díaz, en Por si las moscas.

1 Comments:

Anonymous Dani Basteiro said...

Gracias por la referencia. Soledad sigue siendo una de las grandes (con los dibujantes)

8:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home