02 junio 2008

Hillarys.

Uno mira a su alrededor en los ambientes políticos y ve un número preocupante de personas que sólo piensan en su capacidad, su sillón o su bolsillo, y que complican sensiblemente las buenas intenciones a quienes, contracorriente, cierto, defendemos que la mayoría de los políticos quieren o queremos lo mejor para la sociedad, o para el proyecto por el que trabajen...

Este es el escandaloso caso de Hillary Clinton & Family, que como sabemos son un pack bien homogeneo, que pese a erosionar con su desmedida ambicióny arrogancia las posibilidades demócratas en las elecciones de otoño, sigue peleando en unas primarias en las que hace tiempo que perdió la conexión con la mayoría de su partido, que prefiere el cambio que parece encarnar Obama... y así los que al inicio veíamos con buenos ojos su candidatura y despues preferíamos al que ojalá sea el primer presidente negro de los USA, poco a poco vamos tornando nuestra desafección por los Clinton en incomprensión y rabia. Y es que uno tiene límites para tanta arrogancia y tanto narcisismo, y sobre todo para la ceguera de quienes como decía solo miran por sus intereses personales frente a los colectivos.

Y ojo, eso no pasa sólo en el DNC, USA... Hillarys tenemos por todos lados dónde miremos, y si no centrémonos en España, ahora en el PP o hace algún tiempo en el PSOE, y habitualmente en IU... o incluso si seguimos acercandonos territorialmente, aquí, en Extremadura, Cáceres, Badajoz... demasiados localismos... demasiados personalismos... demasiadas Hillarys hay por ahí, y por aquí.

Y esto no solo cabrea a compañeros de viaje y a conciudadanas/os, sino que además de cabrear, agota.

1 Comments:

Anonymous San Tiago said...

Hillarys, hillarys, a ver que me viene por hillarys, ¡coño que esto esta lleno de hillarys!

¡Y de Mónicas¡

2:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home