09 diciembre 2006

La memoria necesaria.



El próximo lunes y martes tendrá lugar en el MEIAC un Curso sobre la represión que sufrió la homosexualidad durante el franquismo. El MEIAC fué entonces una de las cárceles utilizadas para aplicar la ley de peligrosidad social, y una de las dos en las que privaban de su libertad a homosexuales. + Info.

A grandes rasgos, se puede afirmar que el régimen no se hubiera sostenido durante cuatro décadas sin el apoyo de la Iglesia Católica, y las consecuencias del desarrollo económico, que vivía el resto de Europa, no se hubieran dejado sentir en España. La ciencia médica, especialmente la psiquiatría, también colaboró con la estigmatización de las conductas que el franquismo consideraba antisociales, entre las que la homosexualidad (entre varones) destacaba especialmente.

En este sentido y aunque el período que abarca el seminario no se refiera tanto a los sucesos ocurridos en la guerra civil o en la posguerra como a la represión vivida a lo largo de toda la dictadura franquista, el contenido del mismo guarda estrecha relación con el amplio movimiento por la recuperación de la memoria histórica que actualmente vive el país.


Javier Ugarte Perez, director del curso.

El curso pretende profundizar en una línea de compromiso con la recuperación de la memoria histórica de la represión que sufrieron tantas personas en nuestro pais por ser homosexuales o transexuales. Este compromiso y este recuerdo es para nosotros un necesario ejercicio de memoria ciudadana, que hemos mantenido con una sección específica en las cuatro últimas ediciones del Festival de Cine Gay Lésbico de Extremadura, y que desde hace más años aún nos llevó a solicitar que el museo que se construyó sobre el espacio de represión alojara una placa en recuerdo a los que sufrieron violación de sus derechos más fundamentales como seres humanos durante la dictadura franquista y hasta bien entrada la transición política española.

El trabajo de estos años y las reflexiones del seminario darán lugar a un libro que compilará testimonios y ensayos, y que será publicado a principios del próximo año. Es obligado que elaboremos documentos rigurosos que muestren hasta donde somos capaces de llegar los hombres en nuestra ignominia.


José María Núñez Blanco, de Fundación Triángulo Extremadura.

1 Comments:

Blogger Pablo said...

Hola Jose María:

Había oído hablar de ti por tu trabajo en Triángulo y acabo de descubrir tu blog. Me ha gustado descubrir a una persona con tantas inquietudes sociales y políticas. Yo tengo 17 años y me he sentido muy identificado con tus opiniones...

un abrazo fuerte,

Pablo

12:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home