22 septiembre 2006

Homilías previo pago.

Por fin la Iglesia Católica, como todos los mortales ( ellos lo son ) estará obligada a pagar IVA y, a algo tan elemental como justificar la financiación pública.

Acaban de acordarlo
el Gobierno y los obispos, además de la desaparición de la financiación directa, así como del aumento de la que se recibe vía IRPF, que del 0.52% pasará al 0.7%, por supuesto, de lo abonado por aquellos ciudadanos que quisieran aportarle esa financiación de su impuesto de la renta.

Simplemente fantástico. Un buen paso en el camino adecuado.

Posdata: ¿Cuando tendrán que comenzar a emitir facturas por "la voluntad" que cobran por recordar a quienes murieron en las misas, o por ejercer su trabajo casando o bautizando?.

2 Comments:

Blogger maria said...

Muy buena la posdata, yo también me lo pregunto.

1:47 p. m.  
Blogger Diego Cruz said...

Es una noticia que celebro enormemente, aunque todavía sigo esperando que hagan público un inventario de los bienes inmobiliarios que hace lustros dijeron que iban a hacer. Con respecto a las facturas que comentas en la postdata, tampoco estaría mal que se pusieran al día.

4:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home