06 septiembre 2006

Esto solo acaba de empezar.



Cuando hay hambre, uno hace lo que sea por sobrevivir, es así de simple y elemental. El reto ahora lo tenemos nosotros, los que tenemos de más.

Las personas nos definimos tanto por como actuamos en situaciones de crisis, como por cómo actuamos en situaciones de opulencia, de excesos, donde tenemos el poder. Este es el caso, y me temo que nuestra sociedad no parece que vaya a actuar con la generosidad que sería de esperar.

Cierto que la inmigración es un asunto demasiado complicado como para dejarlo solo en buenas intenciones, pero quienes creemos que creemos en otro mundo posible es ahora cuando tenemos que demostrarlo.

La viñeta es de Ricardo y la publica hoy el diario El Mundo.

1 Comments:

Anonymous jclavijo said...

"...es ahora cuando tenemos que demostrarlo". Pues dígaselo a su compañera María T. Férnandez de la Vega. Su discurso el otro día, en la Conferencia de Embajadores, fue tan patético -por defecto- como el de Zapatero -por su supina estupidez- en la recepción a la Selección Española de Baloncesto.

Pues eso, que a ver si me orientas, José María, en este asunto porque la verdad es que estoy bastante frustrado, no sólo con los discursos del Gobierno al que voté, sino con la mera aplicación de las leyes que elaboradas gracias a la mayoría parlamentaria del partido que sustenta el Ejecutivo luego son ejecutadas, dejémoslo aquí, de una forma muy sui géneris.

Y evidente, no soy tan reduccionista como para culpar al Gobierno de la situación. Ni siquiera me atrevo ya a culpar a nadie, UE incluida, porque lo que pido solamente es una simple batería de propuestas. Porque es que no me la dan, oiga. No me la dan.

Un saludo

3:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home