31 julio 2006

Despacito, que puede doler.



13 dias pasan muy rápido, la verdad.

Es una obviedad, lo se. Y más cuando se disfrutan, porque estoy convencido de que estas casi dos semanas han sido mucho mas largas para cualquiera de los inmigrantes que llegaban a las mismas costas en las que yo tomaba el sol o miraba atardecer, en Tenerife. Para los que llegaron, que dos murieron en el océano.

Y, no digamos para quienes han sufrido la guerra de Israel contra el Líbano. Acabo de leer que quizá esta semana pare el asunto. Supongo que ya se habrá llegado a las cotas de destrucción de la ciudad necesarias para que sigan funcionando las empresas constructoras. Esas que en estos casos solo restan de los ingresos previstos los costes estimados, olvidando los muertos que quedan en el camino.

Ciertamente, para los palestinos que lloran de impotencia y para los subsaharianos que miran a Europa con esperanza, estos 13 días deben haber sido realmente mas largos que para mi, que los disfruté con mi nene, a pesar de la otitis que pillé, pero que nada ha podido hacer contra el tiempo con algunos amigos, el tiempo de sosiego, y el maravilloso broche que ha supuesto para mi descanso la emocionante boda de agustín y javi, que deben estár camino de Mykonos : )

Que injusto es el mundo, nosotros tan felices y otros sufriendo tanto...

Confiemos en que algún día de estos el veto en la ONU no sea posible para USA, quizá algo más de felicidad ganarán algunos paises, aunque no tengan tierra reconocida.

En fin, sigamos caminando, y el que escribe, volviendo de vacaciones, poco a poco, despacito, reincorporandose a la actividad diaria con pausa y sosiego, que algunas cosas pueden doler un poquito si no se hacen con tacto y cuidado.

Pd.- La viñeta es de Eneko las Heras, que descansa ahora en agosto, como la versiòn impresa del diario en que la publicó, 20minutos.es.

2 Comments:

Anonymous David said...

La verdad que leer la prensa estos ultimos dias es algo penoso. Cuanta barbaridad hay que seguir viendo para que alguien le pare los pies a Israel, quiza hace falta que mueran otros cientos de ninos :(

Yo ya estoy contando los dias que me quedan para irme de vacaciones, total navidad ya esta aqui al lado.

Un abrazo

5:19 p. m.  
Blogger monsieur Ighuarra said...

En fin, los israelíes son gente cargada de tanta memoria histórica, de tanta Historia, que comienza en el Génesis, nada menos. Gente que ni comprende ni entiende el Holocausto, sino que lo practica, con la venia de todos los moderados del mundo,de todos los positrones...
En fin, una vez más alte la enseñanza de que de la Historia (en este caso Biblia) proviene toda la mierda, lo facha y lo carcundo:nazionalismos (incluido el español ibarresco), fronteras, moneda/dinero/capital/explotación, guerras religiosas, pureza de raza (Israel)y todo eso que la linda Historia nos ofrece, sin olvidar la miasma de la novela histórica, la repanocha de lo retrógrado. NO en vano la afición de la gente chusmera y modal (a la moda) es leer novelitas históricas...

4:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home